Hawái paraíso o infierno


Uno de los destinos turísticos más concurridos, aunque en la última década ha sido visto como uno de los lugares que más problemas económicos presenta, Hawái sigue siendo un paraíso del mar que envuelve la mente de cualquier viajero, es cierto que pese al contraste negativo que ha presentado ante el mundo por sus niveles de pobreza extrema cuando poseen una de las mayores producciones de frutas y ni hablar del motor turismo, es una tierra que sigue llamando a millones de personas al año que ignoran totalmente las deplorables condiciones que presentan muchos de sus habitantes o almenas deciden hacerse la vista hacia el ancho mar para no darle importancia, es una tierra colonizada por américa y convertida en uno más de sus estados, al servicio de la nación enriqueciendo d manera virtual su principal capital mientras su gente decae, la verdad sobre la cultura de Hawái va más allá de bailes y canciones, esta se congelo y empezó a deteriorar cuando se violaron los derechos de su pueblo y empezara a explotarse como zona turística para el mundo.

Así que debe verse como el gran paraíso que se vende al público, rico en cultura y que nos dará una experiencia única e inolvidable, o un infierno que obliga a sus condenados a servir de manera fiel a los turistas ajenos a sus tierras.